¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En esta página web usamos cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios,con el objetivo de facilitar la navegación por nuestra web y cumplir con los criterios de accesibilidad y usabilidad, así como de adecuación a diferentes dispositivos.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños ficheros que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra que no es nuestro caso.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Por nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

  • http://www.ghostery.com/privacy-statement
  • http://www.ghostery.com/faq
  • http://www.allaboutcookies.org
  • http://www.youronlinechoices.eu
  • http://www.international-chamber.co.uk/our-expertise/digitaleconomy

¿Cómo utiliza esta página web las cookies?

Esta página web tan solo utiliza cookies necesarias para el correcto funcionamiento de la página, así como para evitar spam e intrusos que pueda dañar tanto la estructura de la página web, como la de los equipos que la visitan. No obstante, podrá controlar sus cookies a través de su navegador según las instrucciones que se pueden encontrar al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  • Cookies de Rendimiento
  • Cookies Funcionales (no utilizadas en nuestra página web)
  • Cookies de Marketing (no utilizadas en nuestra página web)

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a esta web a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona este sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que usted navegue por el sitio.
  • Que esta web recompile información sobre cómo utiliza usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias.

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

Las cookies que utiliza este sitio web son todas propias y son las siguientes:

Cookie Funcionalidad  Permanente/Sesión

67fd7583ccf7891e08116ad143fe5066

bf0f7636fd2e6ba33c81f867e50eaefc

Cookie que controla la seguridad del usuario, evita y controla posibles infecciones de usuarios maliciosos que intentan inyectar ficheros o código con fines no lícitos. De sesión, de tal manera que se borra del equipo cuando se cierra la página web.
cookieAcceptanceCookie Cookie dirigida a informar sobre el uso y privacidad de cookies en este sitio web. Es permanente facilitando el rápido acceso a esta página web una vez que se ha descargado en el equipo del usuario.

Cookies Funcionales

El propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de la web. Se podrán rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Esta web no utiliza estas cookies que sirven para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en este sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de márketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

Cookies de Marketing

Dichas cookies, que tampoco, recordamos, utiliza esta página web, son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a esta web, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página web para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies en las páginas web que visite siempre y cuando estas precisen de autorización del usuario según el Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico que fue modificada en algunos aspectos por el Real Decreto-Ley 13/2012, de 30 de marzo, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

He aquí algunas instrucciones sobre cómo llevar a cabo dicho proceso:

  • Chrome, desde http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
  • Explorer, desde http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
  • Firefox, desde http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
  • Safari, desde http://support.apple.com/kb/ph5042

Tan sólo leeremos o escribiremos cookies propias para los fines arriba descritos y que se encuentran en las cookies exceptuadas por su finalidad por el Grupo de Trabajo del Artículo 29 que ha estudiado el uso de las mismas. No obstante, aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Ruta

Fecha y Hora

Miercoles, 20 Marzo 2019
2:43:42pm

HOGAR NAZARET, UNA OBRA DE DIOS

 

 logo hispania

 

pqco2

 

pqco

 

circulo2

 

e mas

Las opiniones de Antonio Mancera

El ministro está triste... ¿que tendrá el ministro?

Compartir este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Tamaño letra:

 636425515787604910 15b875ca

El ministro está triste... ¿que tendrá el ministro?, que ha perdido la risa, que ha perdido el color...

    No, no es el título de un poema o de una novela, podría ser, de hecho podría ser el título de un culebrón que dura ya más de 30 años, ni siquiera el título es idea mía sino de Rubén Darío (es el defecto de los que estudiamos en la EGB, que aprendimos y recordamos), ya sabéis “La princesa está triste... ¿qué tendrá la princesa? - Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color...

     Es sobre todo una forma de llamar la atención, ya veis, lo que tantas veces he criticado, el uso de titulares falsos o tendenciosos, hoy lo utilizo yo, aunque puede que no lo entienda ni el ministro.

     Se lo habéis puesto difícil, al ministro y al Gobierno, digo habéis porque mi situación, gracias a Dios, no es la misma que la vuestra, estoy retirado y a mi sí que me han subido la pensión, 3 € al mes, que en catorce pagas da para mucho más de lo podríais imaginar, pero sigamos, se lo habéis puesto difícil al ministro porque le estáis obligando a decidir sobre una verdadera injusticia.

     Pedís equiparación con los Mossos y el ministro piensa, como va a ser lo mismo el trabajo de los mossos (¡¡¡ESTA ES NUESTRA POLICÍA!!! que gritaban los borregos) que el de guardias civiles y policías nacionales, los primeros están al servicio de los políticos catalanes, como me recordó todo esto a la obra “Rebelión en la Granja” del gran George Orwell, ya sabéis los de la EGB, los cerdos en el poder, con los perros, que básicamente, son los que cumplen con las órdenes de ejecución, y le gruñen a cualquiera que parezca cuestionar las decisiones de sus amos, y luego las ovejas, los borregos coreando en cada momento las consignas de los cerdos, pero dejemos de elucubrar y volvamos a la “custión” que dicen en mi tierra, no, no penséis en lo que juraron o dejaron de jurar los mossos, no penséis siquiera en la dignidad policial que han perdido, pensad que vosotros solo sois la salvaguarda de la Constitución, del Estado de Derecho, de la Libertad, y deberíais saber que la lealtad, el juramento, el compromiso, la dignidad o el honor no se pueden pagar con nada, el ministro está triste porque, aunque valora vuestro trabajo, piensa en cómo explicaros que no puede pagar algo que es impagable.

    El ministro triste vuelve a pensar, como va a ser lo mismo el trabajo de los mossos (¡¡¡ESTA ES NUESTRA POLICÍA!!!, O COMO COÑO SE DIGA EN CATALÁN), viendo como ha visto toda España, esa España nuestra tan desagradecida a veces con vosotros, a los mossos (¡¡¡AQUESTA ÉS LA NOSTRA POLICIA!!!) que no solo no han hecho su trabajo sino que han dejado que vosotros se lo hagáis y que mientras lo hacíais miraban a otro lado cuando os agredían, os insultaban, os escupian, os echaban de vuestros hoteles, os acosaban en vuestras casas, sin hacer nada, entended que a vosotros solo os enviaron a partiros la cara, y en algunos casos os la partieron, literalmente, para garantizar el orden constitucional, el Estado de Derecho, la legalidad vigente, lo hacíais en nombre de todos nosotros, y piensa el ministro, que vuelve a valorar vuestro trabajo, como va a ser eso lo mismo.

    Tenéis al ministro triste porque piensa que lo que pedís es aquello que a los de mi generación nos decían que eran “peticiones viciosas”, y el ministro entonces piensa, valorando lo que hacéis, que lo que pedís no solo es "injusto" sino que es un "vicio", ya sabéis lo que dicen, “ante el vicio de pedir, la virtud de no dar”, el ministro está triste porque piensa, valorando lo que hacéis cada día, que él no es un mentiroso aunque os haya mentido, piensa que en realidad es un virtuoso porque no os va a dar, y así llevamos los guardias civiles 30 años, no recibiendo lo que en justicia nos debería corresponder, el mismo sueldo por el mismo trabajo.

    Pedís equiparación ahora y no entendéis al ministro, os ha dicho “cienes y cienes de veces” que ahora no hay dinero para vuestras reivindicaciones "totalmente injustas", y es que no entendéis que vuestro trabajo no es igual que el de sus señorías, que se tienen que enfrentar a diario (el que va) a los leones del Congreso (para ser políticamente correcto y no se me enfaden las “portavozas” no pondré “de los Diputados”) y no sólo a los de piedra, últimamente hay dentro leones y leonas más fieros que los de la entrada de la Carrera de San Jerónimo, ultimamente también hay “tigres y tigresas”, entended que no hay dinero para la equiparación, ni para personal o para material para que realiceis vuestro trabajo con garantias, y aunque veáis como sus señorías cada legislatura, incluso cada año, “se suben”, sus "paupérrimos sueldos", porque en esto de repartirse el dinero no hay partidos ni ideologías, para ser "justamente" remunerados por su trabajo (el que lo hace) y cada legislatura, incluso cada año, son dotados además de material nuevo y de última generación, no sea que sus señorías no puedan jugar al Candy Crush sin que se les cuelgue la maquinita,debéis entender que vuestro trabajo, compañeros, no es igual, ni siquiera parecido, no es tan peligroso como el que hacen sus señorías, vosotros solo os jugáis la vida día sí y día también, y alguno lamentablemente la perdéis, y eso en comparación con lo que sufren sus señorías, no tiene tanta importancia, y entonces el ministro vuelve a ponerse triste, porque piensa "¿cómo le digo a estos que no se puede pagar algo que no tiene precio?.

     Os dice el ministro que debéis esperar unos añitos más, puede que otros 20, y sabéis porque lo dice el tango que “...veinte años no es nada...”, y puede que dentro de veinte años volváis, como los que nos fuimos, sin ver la equiparación, “...con la frente marchita...” a ver como nuestros compañeros piden y no reciben lo que merecen, y el ministro de turno entristecerá, no porque no pueda daros lo que os corresponde, podría, sino porque se preguntará “¿por qué cojones me ha tocado a mí este marrón?” mientras os dará largas con mentiras, engaños y negociaciones, y el ministro triste se irá, y vendrá otro, mientras vosotros, como hoy nosotros, volveréis a “Vivir con el alma aferrada - A un dulce recuerdo - Que lloro otra vez”, no permitáis que nadie, ministro triste o no, “...mate vuestra vieja ilusión...”, no espereis otros 20 o 30 años, seguid luchando por que se os haga justicia y finalmente cobreis lo mismo por el mismo trabajo, aunque sea lo mismo por un trabajo mejor que aquellos que un día decidieron no hacerlo.

Antonio Mancera Cárdenas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Himno Guardia Civil

GCOFICIAL copia

 

NOTICIAS BENEMERITA AL DIA

 

Marivi copia

 

encabezado -yokema