¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En esta página web usamos cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios,con el objetivo de facilitar la navegación por nuestra web y cumplir con los criterios de accesibilidad y usabilidad, así como de adecuación a diferentes dispositivos.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños ficheros que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra que no es nuestro caso.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Por nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

  • http://www.ghostery.com/privacy-statement
  • http://www.ghostery.com/faq
  • http://www.allaboutcookies.org
  • http://www.youronlinechoices.eu
  • http://www.international-chamber.co.uk/our-expertise/digitaleconomy

¿Cómo utiliza esta página web las cookies?

Esta página web tan solo utiliza cookies necesarias para el correcto funcionamiento de la página, así como para evitar spam e intrusos que pueda dañar tanto la estructura de la página web, como la de los equipos que la visitan. No obstante, podrá controlar sus cookies a través de su navegador según las instrucciones que se pueden encontrar al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  • Cookies de Rendimiento
  • Cookies Funcionales (no utilizadas en nuestra página web)
  • Cookies de Marketing (no utilizadas en nuestra página web)

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a esta web a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona este sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que usted navegue por el sitio.
  • Que esta web recompile información sobre cómo utiliza usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias.

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

Las cookies que utiliza este sitio web son todas propias y son las siguientes:

Cookie Funcionalidad  Permanente/Sesión

67fd7583ccf7891e08116ad143fe5066

bf0f7636fd2e6ba33c81f867e50eaefc

Cookie que controla la seguridad del usuario, evita y controla posibles infecciones de usuarios maliciosos que intentan inyectar ficheros o código con fines no lícitos. De sesión, de tal manera que se borra del equipo cuando se cierra la página web.
cookieAcceptanceCookie Cookie dirigida a informar sobre el uso y privacidad de cookies en este sitio web. Es permanente facilitando el rápido acceso a esta página web una vez que se ha descargado en el equipo del usuario.

Cookies Funcionales

El propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de la web. Se podrán rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Esta web no utiliza estas cookies que sirven para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en este sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de márketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

Cookies de Marketing

Dichas cookies, que tampoco, recordamos, utiliza esta página web, son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a esta web, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página web para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies en las páginas web que visite siempre y cuando estas precisen de autorización del usuario según el Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico que fue modificada en algunos aspectos por el Real Decreto-Ley 13/2012, de 30 de marzo, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

He aquí algunas instrucciones sobre cómo llevar a cabo dicho proceso:

  • Chrome, desde http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
  • Explorer, desde http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
  • Firefox, desde http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
  • Safari, desde http://support.apple.com/kb/ph5042

Tan sólo leeremos o escribiremos cookies propias para los fines arriba descritos y que se encuentran en las cookies exceptuadas por su finalidad por el Grupo de Trabajo del Artículo 29 que ha estudiado el uso de las mismas. No obstante, aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Ruta

Fecha y Hora

Domingo, 19 Agosto 2018
1:48:52am

HOGAR NAZARET, UNA OBRA DE DIOS

 

 logo hispania

 

pqco2

 

pqco

 

e mas

La carta del guardia civil a la etarra Majarenas: "Acuérdate de los niños a los que no les disteis oportunidad de crecer junto a sus padres"

Compartir este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Tamaño letra:

periodista digital

etarra 2

"Solo te queda como madre ayudar a esclarecer los 300 asesinatos que aún están sin resolver"

Se llama Antonio Mancera Cárdenas, es un guardia civil retirado y ha tenido una contundente respuesta a la carta pública de la etarra Sara Majarenas pidiendo la salida de prisión porque ella y su hija se "necesitaban", pretensión que ha sido atendida por el juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, quien le ha otorgado el segundo grado penitenciario para permitirle "continuar la convivencia" en la Fundación Padre Garralda con su hija de 3 años. (El juez permite salir de prisión a Sara Majarenas, la etarra que intentó asesinar a Rita Barberá, para que viva con su hija).

La misiva, publicada en 'benemeritaaldia.org', queda como sigue:

"Sara he leído tu carta y quiero darte mi más sincera enhorabuena, siempre he creído que no hay nada peor que un niño tenga que crecer sin uno o sin ninguno de sus padres, como he creído que no hay nada peor para un padre o una madre que tener que sobrevivir a su hijo porque alguien ha decidido arrebatárselo, asesinarlo. Enhorabuena, porque vas a poder disfrutar de tu hija y tu hija va a poder crecer contigo al lado.

Es cierto que para una madre o para un padre el momento más difícil y duro de su vida es tener que vivirla sin su hijo cerca o simplemente sin su hijo, entiendo por tanto tu zozobra, y para entender tu zozobra, el momento más difícil de tu vida y posiblemente del de tu hija hay que ponerse en el lugar de una madre que tiene a su hija en el hospital, que ha perdido a su hijo o que le tiene destrozado por una bomba en la UVI o ponerse en el lugar de un hijo que ha sufrido heridas graves por culpa de un ser irracional, violento y lleno de odio, o ponerse en el lugar del que ha perdido a sus padres. ¿Lo has hecho tú alguna vez? ¿Te has puesto en el lugar de esas madres o de esos niños?.

Como entiendo también, porque me pongo en tu lugar y en el de tu hija, que nunca hubieses podido imaginar que algo tan duro como lo que has pasado pudiese pasarte precisamente a ti, como nunca imaginaron los hijos y los padres de los cerca de novecientos asesinados por ETA, banda asesina a la que perteneces, que algo tan cruel e inhumano pudiese pasarle a ellos, y les pasó, fueron víctimas de la violencia y del odio terrorista, del tuyo también, porque la lacra de la violencia etarra se expandía absolutamente para llegar a todos a los que odiabais, el odio y la violencia llegó incluso a niños de la edad de tu hija, a los hijos de mis compañeros, además de a los padres y madres de otros muchos niños de la edad de tu hija que perdieron a sus hijos.

Como todos sabemos, y como tú nos cuentas en tu carta pública, lo que le ha tocado vivir a Izar, a tu hija, no es fruto de un simple accidente ni de una enfermedad casual, como no fueron accidentes ni enfermedades casuales los cientos de asesinatos de ETA y las decenas de asesinatos de menores que cometió la banda asesina, porque vosotros no solo intentasteis asesinar, sino que lo hicisteis, asesinasteis a cientos de personas, de hombres, mujeres y niños, con un único fin, acabar con la democracia, sin pensar siquiera a quien os llevabais por delante. Vosotros lamentablemente en más de ochocientas ocasiones no errasteis el objetivo y a pesar de ello, aquellos niños que crecieron sin padres, aquellos padres que perdieron para siempre a sus hijos, siguen luchando hoy, como verdaderos demócratas, sin odio y pidiendo justicia, algunos de aquellos niños lo hicieron además como verdaderos herederos de los valores de sus padres, ellos aprendieron los valores de sus padres a pesar de no tenerlos cerca, vosotros teniéndolos al lado cada día no podéis enseñárselos a vuestros hijos porque simplemente carecéis de ellos.

Imagínate, como madre, el camino que tuvieron que recorrer aquellos niños y aquellos padres solos, y lo que les queda por recorrer cada vez que alguien como tú recibe beneficios que negasteis a sus seres queridos, ellos tampoco lo pasaron bien, no estuvieron bien entonces y no lo están hoy, siguen necesitando a sus padres y siguen preguntándose ¿Por qué? Ni ellos tienen la respuesta, ni vosotros la sabéis, porque sois irracionales.

Dices que se te han hecho largas estas últimas cinco semanas en que tu hija estuvo hospitalizada y lo entiendo porque soy padre, y he vivido y sé del sufrimiento cuando tu hijo está en la UVI, luchando; imagínate lo larga que ha sido la vida de los niños a los que enviasteis a la UVI, de los que le arrebatasteis a sus padres, lo largo que ha sido el camino para los padres que por vuestra culpa perdieron a sus hijos, imagínate la tortura para ellos, imagínate el daño físico y psicológico a que los sometisteis, la ansiedad por la pérdida del ser querido, imagínate la ansiedad de esos niños, de esas madres que pasaron en un momento, el momento en que decidisteis apretar el gatillo, en que detonasteis la bomba, a perder a sus hijos, entiendo tu ansiedad y la de tu hija, aunque no estoy seguro que tu hayas entendido nunca la ansiedad de aquellos a los que privasteis de sus padres o de sus hijos.

Dices al final de tu carta que "Yo la necesito a ella, ella me necesita a mí. Si no, no habrá reparación posible. O por lo menos, costará mucho más". ¿Te has parado a pensar, ya no solo como madre, como ser humano, en la reparación de aquellos a los que sumisteis en la más absoluta obscuridad? Ellos jamás tendrán la reparación que tú has reclamado y has obtenido, a ellos no es que les vaya a costar mucho más, es que les ha costado todo, su modo de vida y su familia, porque ellos, al igual que tú y tu hija ahora, se necesitaban, con una única salvedad que nunca podrán sentir la alegría de recuperarlos, de abrazarlos, de sentirlos cerca, que tu has sentido al estar cerca de tu hija, al reencontrarte con ella.

Dicen que te has arrepentido de tu paso por ETA, lo dudo, seguramente lo has hecho por estar cerca de tu hija, y desde el punto de vista de un padre puedo llegar a entenderlo, pero no creo que sea un arrepentimiento verdadero, si de verdad fuese arrepentimiento ¿por qué no fue hace tres años, hace cinco o hace diez? ¿Por qué en febrero? No no es arrepentimiento, no estás arrepentida, te has valido del sistema que queríais destruir, y eso no es arrepentimiento, es hipocresía.

Apelas a tu condición de madre, pero no te conformas con estar con tu hija, aunque sea en un piso tutelado, pretendes y así lo has pedido en tu carta "Izarrekin Sara Etxera!", "¡Sara Fuera de la Casa!", no te conformas con lo principal disfrutar de tu hija, algo con lo que se hubiese conformado una buena madre, pretendes mucho más. Pero si me equivoco y tu arrepentimiento es sincero, solo te queda como madre ayudar a esclarecer los 300 asesinatos que aún están sin resolver, hazlo como madre, por esos niños a los que les arrebatasteis su infancia y a sus padres, ponte como madre en su lugar y piensa en tu hija al hacerlo.

Sin embargo y a pesar de que no te creo, me alegro que tu hija y tu estéis cerca, juntas, disfrutando vuestra vida unidas, pienso que ningún niño debería vivir sin sus padres, ningún padre, ninguna madre debería vivir sin sus hijos, pero piensa, como madre, en los cientos de madres que dejasteis sumidas en la oscuridad más absoluta, como tuvieron que afrontar solas el camino de la vida, como quedaron huérfanas de hijos, piensa en los cientos de hijos que quedaron simplemente huérfanos, solos por vuestra decisión, por la tuya, Sara.

Disfruta de la alegría de ver crecer a tu hija y de la alegría de que ella te vea envejecer a su lado, algo que no permitisteis a vuestras víctimas, y cuando la veas cada día a tu lado, cuando celebres sus cumpleaños, acuérdate de aquellos otros niños, algunos de la edad de tu hija, a los que tú y los tuyos no les disteis oportunidad de crecer junto a sus padres, acuérdate cuando la veas reir y jugar, de aquellas otras madres a las que tú y los tuyos privasteis de sus hijos, porque ellas también los necesitaban a su lado".

http://www.periodistadigital.com/politica/justicia/2017/03/06/la-carta-de-un-guardia-civil-que-desarma-a-la-etarra-majarenas.shtml

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Himno Guardia Civil

GCOFICIAL copia

 

NOTICIAS BENEMERITA AL DIA

 

Marivi copia

 

encabezado -yokema

 

Benemerita al dia radio